Ayuntamiento

Sede electrónica Portal de transparencia Alcalde y concejales Trámites y gestiones Perfil del contratante Urbanismo Teléfonos de interés Enlaces Contacto Asociaciones

Turismo

Situació geogràfica Història Economia Climatologia Flora i fauna Com arribar Què visitar Què fer Gastronomia Guía comercial Allotjaments i restauració Tourist Info Galeries fotogràfiques

< Anterior | Inicio | Siguiente >

Vilafranca ya puede separar los residuos orgánicos

Vilafranca ya cuenta con servicio de recogida de residuos orgánicos accesible a toda la población. Hace algunos meses el Ayuntamiento comenzó el servicio facilitando los contenedores marrones a los grandes productores: bares, restaurantes y grandes supermercados, establecimientos que generan más volumen de residuos orgánicos.

La empresa encargada de la recogida ha repartido una veintena de contenedores por toda la localidad. Estos son más pequeños que los verdes convencionales y de color marrón. En ellos los ciudadanos pueden depositar restos de verdura, fruta, pescado, carne y huesos, poso de café, restos de infusiones, comida sólida en mal estado, restos de flores y plantas, serrín de madera natural, cáscaras de frutos secos, huevos y marisco, tapones de corcho, papel de cocina y servilletas de papel usadas.

Las bolsas donde se deben depositar estos residuos tienen que ser también biodegradables. Por eso, para mostrar como son y concienciar a la población, el ayuntamiento las ofrecerá gratuitamente durante varios meses.

Según el consistorio se trata un nuevo paso del pueblo de Vilafranca en la recogida selectiva de basuras, que en 2020 será obligatoria por la Unión Europea. Aproximadamente el 40% de los residuos que se producen son materia orgánica. A partir de estos residuos se hará compostaje, un proceso de descomposición biológica de la materia orgánica contenida en la basura en condiciones controladas. El material resultante de este proceso no es un abono aunque contiene nutrientes y oligoelementos. Se trata de un regenerador orgánico del terreno, por eso se llama abono orgánico.

Vilafranca ya puede separar los residuos orgánicos