Ayuntamiento

Sede electrónica Portal de transparencia Alcalde y concejales Trámites y gestiones Perfil del contratante Urbanismo Teléfonos de interés Enlaces Contacto Asociaciones

Turismo

Situació geogràfica Història Economia Climatologia Flora i fauna Com arribar Què visitar Què fer Gastronomia Guía comercial Allotjaments i restauració Tourist Info Galeries fotogràfiques

<<< Volver al inicio

Marie Claire, SA - página 3

<<< Volver a Economía

La fábrica se expande, en Vilafranca y Castellón

En esta situación, la dirección de la empresa se planteó la posibilidad de trasladar toda la fabrica a Castellón. Sin embargo, esta alternativa fue finalmente rechazada y en su lugar se optó por mantener la fábrica de Vilafranca y empezar a crecer en Castellón. La decisión no tuvo el beneplácito de Francisco Senar, que finalmente abandonó la empresa. Con la salida de Senar, el nombre de la empresa cambiaba a Aznar SA y el paquete de acciones volvía a concentrarse en la familia Aznar.

El año 1971 empezó la primera de las tres fases en las que han estado construidas las instalaciones de la ciudad de Castellón. En la calle Vall d’Uixó de la capital de la Plana se construyó un edificio de varias alturas dónde se situaron las oficinas y junto al cual se situó un gran almacén. A la vez, la sección de íntimo se trasladó desde Vilafranca a Castellón la decisión, no obstante, creó malestar entre buena parte de los villafranquinos que pensaban que aquel era sólo el primer paso de un traslado seguro. Pero el paso del tiempo ha demostrado que la decisión fue acertada.

Medias y ropa íntima fueron las grandes bazas de la fábrica durante el final de la década de los 60. Poco después, el 1974, Celestino Aznar, nieto del que había sido fundador, y su personal de dirección introducen una carta más en aquella baraja: el calcetín. Efectivamente, el año 1974, la fábrica de Marie Claire sale a un mercado en el que todavía era neonata. Al amparo de la marca que había dado prestigio nacional a la empresa, es decir, Marie Claire, se decide que la marca con que se venderán los calcetines se llamara Mister Kler, por parecido fonético con su hermana mayor. Así, el 29 de noviembre de 1976 quedaba registrada la marca Mister Kler.

Ahora sí, el crecimiento de la empresa no podía continuar si las instalaciones de la fábrica se mantenían en el centro del pueblo. Ya se havían comprado los terrenos de alrededor; ya se había crecido en altura; y no quedaba ninguna otra alternativa que trasladarse de sitio. Por esto, empezó a construirse las instalaciones en las afueras del pueblo, en concreto en el que se  denominaba las “Tancades del Peiró Scala”, sobre una superficie de más de 57.000 metros cuadrados. El 23 d’abril de 1982, Celestino Aznar Tena, hijo del fundador de la fábrica y entonces presidente de la empresa, inauguraba las nuevas instalaciones. La inauguración además coincidía con la celebración del 75 aniversario desde que se confeccionó la primera de las medias en la historia de esta empresa. Al mismo tiempo, aquella celebración era un tributo a todos aquellos villafranquinos emprendedores que a lo largo de todo el siglo habían hecho de Vilafranca un pueblo despierto, emprendedor y mercantil.

El traslado de la fábrica a las afueras del pueblo trajo cambios significativos en el entramado urbano del pueblo. Al rescoldo de las nuevas instalaciones de la fábrica Marie Claire, se construyeron las calles Reverendo Juan Puig, Morella y todas las demás, y se hizo bascular el centro del pueblo desde el casco antiguo a lo que durante muchos años habían estado las afueras del pueblo. El “allá fuera” que decíamos hasta hace poco, ha dejado de ser el “allá fuera” para convertirse en el centro neurálgico del pueblo.

Grandes superficies y mercado exterior, siguiente paso

Pero si el entramado urbano de Vilafranca se modificó notablemente en unos años, algo semejante sucedió en la dirección de la empresa. El año 1985, España entraba, junto a la vecina Portugal, en la Comunidad Europea, lo que permitió la entrada de fuertes competidores europeos en el mercado nacional. Este hecho, junto a la falta de apoyo claro al sector textil por parte del gobierno, propiciaron que la dirección de la empresa se planteara la necesidad de buscar alternativas. Es a finales de los 80 cuando se produce una reorganización del grupo empresarial y la familia Aznar vende todas sus acciones a la empresa británica Harston. Sin embargo , la dirección de la empresa continuaba bajo la dirección de Celestino Aznar, nieto del fundador. Para cuando se pasó desde la década de los 80 a la de los 90, ya se había producido el tan necesario “cambio de mentalidad” de la empresa. Lejos quedaban ya los tiempos en que las medias producidas en aquella pequeña fábrica de la calle Alcalá se transportaban en mulas y caballos para ser vendidos a Castilla y Galicia. Lejos quedaban también los tiempos en que el abastecimiento del mercado nacional era un hito a conseguir. Ahora, Aznar SA era la primera empresa de medias de España, merced al trabajo de centenares de villafranquinos. Pero los tiempos estaban cambiando y hacía falta adaptarse a las demandas del mercado para no perder la posición. Por esto, la dirección de la empresa optó por el mantenimiento del mercado tradicional, a la vez que creó una red de distribución nueva para las grandes superficies y las exportaciones.

Hoy, los artículos que producen los operarios de Vilafranca se pueden comprar indistintamente en el Líbano, Inglaterra o las Bahamas. Tras 96 años de historia, uno se encuentra que aquella pequeña empresa de medias se ha convertido en la empresa textil más importante de España y una de las más grandes de Europa. Seguramente, la señora Francisca, aquella mujer que quería “ser fabricanta”, ni siquiera hubiera sabido situar en el mapa los países en los que ahora se venden medias y calcetines con esencia villafranquina.

Páginas: 1 2 3