Ayuntamiento

Sede electrónica Portal de transparencia Alcalde y concejales Trámites y gestiones Perfil del contratante Urbanismo Teléfonos de interés Enlaces Contacto Asociaciones

Turismo

Situació geogràfica Història Economia Climatologia Flora i fauna Com arribar Què visitar Què fer Gastronomia Guía comercial Allotjaments i restauració Tourist Info Galeries fotogràfiques

<<< Volver al inicio

Masías con torres defensivas

<<< Volver a Qué visitar

masies2.JPGEntre las numerosas masías que existen en el término municipal de Vilafranca, hay algunas que están fortificadas. Ello se debe, probablemente, al hecho que este municipio ha carecido siempre de un castillo en sus proximidades que le diese cobertura defensiva. Por esta razón, como la explotación agraria del terreno fue importante antiguamente, los masoveros se vieron obligados a fortificar todas sus masías, dando lugar a una elevada proliferación de estas construcciones posiblemente desde la Edad Media.

Torre Fonso

Se encuentra en la parte derecha de la carretera que va desde Vilafranca a Iglesuela del Cid, aproximadamente a unos 5 kilómetros de distancia de la primera localidad. Es una hermosa y esbelta torre, de unos 10 metros, que tiene planta cuadrada y está realizada a base de mampostería de buena calidad, con sillares en sus esquinas. Cuenta con planta baja y tres pisos, además de la falsa, que en este caso es un palomar. Conserva algunos elementos claramente medievales, especialmente en unos ventanales cegados.

Torre-aduana de la Puebla del Bellestar

Como su propio nombre indica, esta torre se encuentra en la Puebla del Bellestar, junto al “Riu de les Truites” y la carretera que va desde Vilafranca a Iglesuela del Cid, en el límite con la provincia de Teruel. Fue residencia de los Brusca, una familia muy importante de Vilafranca. Además, durante muchos años fue utilizada para controlar el paso fronterizo de mercaderías entre los reinos de Aragón y Valencia.

Es una torre de grandes proporciones, de gran volumen y altura (unos 14 metros); de hecho, es la mayor de la región. Su planta, a diferencia de otras de la zona, es rectangular. Está formada por planta baja y tres pisos y su fábrica es de mampostería y pequeños sillares en su cuerpo principal. En las esquinas queda reforzada con sillares de mejor calidad y tamaño. Su techado está realizado en dos planos y a distinta altura.

masies1.jpgTorre Leandra

La Torre Leandra es similar a las descritas y está incrustada en un ángulo de la masía del mismo nombre. El edificio está muy bien conservado y como elementos más destacables presenta, en la fachada, una vistosa portalada de piedra con arco de medio punto; sobre ella, un ventanal también de piedra; y a la derecha, un balcón de hierro forjado. La Torre, con la clásica cubierta de teja árabe, no es tan elevada como las anteriores, pues sólo tiene 8 metros de altura.

Torre de la Masía Roig

Esta torre se encuentra en un lejano paraje de las estribaciones montañosas del norte de la población, a unos 8 o 9 kilómetros de la misma. Está situada frente a la Masía Figuera, donde estaba la torre del mismo nombre y que fue derribada.

La torre se encuentra incrustada en la llamada Masía Roig. Era una torre de planta cuadrada realizada a base de mampostería y pequeños sillares en sus esquinas. La parte superior fue derribada para enrasarla con el resto de las construcciones circundantes. A pesar de ello, en el conjunto de la masía se aprecia muy bien el cuerpo principal de lo que fue la antigua torre, resaltando en la fachada delantera los sillares de la estructura. Posee varias ventanas de pequeño tamaño, seguramente de construcción posterior. El acceso a la torre se realizaba desde el interior de la vivienda adosada. La masía está abandonada y la porción de torre que queda presenta un aspecto bastante deteriorado.

Torre de la Masía de Tena

La torre de la Masía de Tena se encuentra en un llano cultivado, en el camino que une la población de Vilafranca con las Masías Roig y Figuera. Esta masía fue originariamente una alquería musulmana, a partir de la cual evolucionó la actual masía. En términos generales, la Torre de la Masía de Tena es la más cuidada y con mejor estado de conservación de la zona, puesto que se encuentra habitada y en uso.

La torre se encuentra inmersa en las construcciones de la masía a la que se halla adosada, de forma que sólo tiene exento uno de sus lados. Es una torre estructura cuadrada, y consta de planta baja y dos pisos. Su fábrica es de mampostería y pequeños sillares en su cuerpo principal. En las esquinas presenta otros sillares de mejor calidad y bien dispuestos. La torre presenta cubierta plana inclinada de teja. Tiene varias ventanas, algunas de ellas adinteladas, y algunas aberturas que parecen ser antiguas aspilleras. En su cubierta se aprecian restos de lo que en su día debieron ser almenas en sus esquinas.