10.000 cirios iluminaron el núcleo antiguo de Vilafranca

Nit dels ciris 2021

La pasada noche del sábado, el pueblo de Vilafranca volvió a sentir la magia de los cirios. Vecinas y vecinos del municipio quedaron sorprendidos un año más.

Con la ayuda de unos 50 voluntarios y voluntarias y de los vecinos y vecinas del recorrido, se encendieron 10.000 cirios que cruzaban el núcleo antiguo del pueblo, siendo el inicio en la Plaza d’En Blasc, pasando por la Calle Mayor, la Calle Sant Roc, la Calle Abadía y acabando a la Placeta de la Iglesia.

A comparación del año pasado, esta noche de los cirios ha venido acompañada de unas proyecciones sobre los parajes y la fauna del territorio que se visualizaban en el principio del recorrido para amenizar la espera y dar a conocer los aspectos turísticos de Vilafranca. También ha destacado, este año, la abundancia en el montaje, en la entrada del recorrido había una gran estructura que formaba tres puertas por las cuales el público se adentraba en la noche de los cirios. Algunos de los vecinos y vecinas abrieron, también, sus casas.

Entraron unas 1700 personas y se formó una cola que atravesaba mitad avenida del Losar. Con las nuevas medidas, sólo podían entrar 25 personas cada 5 minutos para asegurar la distancia, tras un momento este tiempo fue reducido a 2 minutos gracias a la responsabilidad de los y las visitantes. Además, la estancia máxima dentro del recorrido era de 30 minutos.

Cuenta Bruno Morraja, Regidor de Turismo del Ayuntamiento de Vilafranca, que los cirios utilizados este año han sido una inversión para los próximos 3 o 4 años, pues son reutilizables por 72 h. Esto ayuda a tener unos gastos, tanto económicos como para el medio ambiente, menores. 

“La Noche de los Cirios fue una iniciativa para dinamizar la actividad del pueblo después de un año de pandemia y dar una luz de esperanza e ilusión frente a la Covid-19. También es una manera de luchar contra el despoblamiento, dando a conocer el pueblo de una manera llamativa”. Finalmente, el Ayuntamiento agradece a todas aquellas personas que ayudaron en el montaje y que colaboraron, de alguna manera u otra, en esta Noche de los Cirios.